Crónicas del Nuevo Siglo

 

El crimen de Santiago Maldonado fue encubierto desde antes que se cometa.

Lo encubrieron los que arrasaron con los  pueblos originarios al sur del Río Colorado, a finales del siglo XIX.  Le llamaron “Conquista del Desierto” a lo que no fue más que un miserable asalto armado de territorios habitados por miles de años por mujeres, hombres, ancianos y niños que no tenían posibilidad alguna de resistir el poderío de las modernas armas de fuego ni la maldad infinita de los soldados de Roca y sus herederos del Ejercito nacional.

El genocidio fue culminado con el robo de las niñas y los niños que pasaron a ser sirvientes a tiempo completo y absoluto de las ricas y los ricos de Buenos Aires. O sea de los Bullrich, los Echevehere y los Martínez de Hoz. Esclavos para ser precisos.

En el relato de los orígenes de la nación argentina los…

Ver la entrada original 785 palabras más